sábado, 17 de mayo de 2014

"AL FINAL SOLO QUEDAREMOS LOS HOMBRE, LAS PALOMAS Y LAS RATAS....."




Hace un año, por estas fechas, publiqué un articulo en prensa ( que tambien fue "post" en Neuro ACE) titulado "Un nido vacio". Hacia mención a mi extrañeza por la ausencia de golondrinas en el nido de mi vecino. Estaba acostumbrado a ellas todos los años. Por estas fechas, revoloteaban en torno a mi ventana, me acompañaban con sus trinos y comenzaban la rutina primaveral de la cria de los polluelos. Nunca habia notado su ausencia.

Las golondrinas siempre  trasladaban mi memoria al corral de mi abuela, en una casona castellana, donde abundaban sus nidos. Pese al tributo de sus excrementos siempre eran bien recibidas. Eran como un anuncio de que empezaba el estio, las largas vacaciones y la folganza infantil,con sus dias eternos llenos de aventuras y fantasia. El nido de mi vecino, justo enfrente de la ventana en la que trabajo ahora ( mucho mas mayor que en la galeria de la abuela), leo, medito....me retornaba a esos dias de mi niñez. Un ramalazo de melancolia, pero agradable.

Este año, tampoco estan. Tampoco han venido. Y ya van dos años seguidos.

Ayer, lei un articulo en el periodico que  documentaba estas ausencias. Se estan extinguiendo. Se calcula que en España han desaparecido a un ritmo de un millon de ejemplares al año. 10 millones en el ultimo decenio. ¿Por qué?  Pues porque el hombre ( una vez mas ) esta interfiriendo en su ciclo vital. Son aves que emigran desde Africa hacia Europa en la primavera. Y se estan encontrando, primero, sin alimento ( los insecticidas se estan cargando su fuente principal de  alimentación) y segundo, el cambio climatico trastorna las condiciones ambientales  que tambien influyen en su alta mortandad. No estamos quedando sin golondrinas.
El otro dia señalaba que tambien las abejas estan en caida libre, con las consecuencias tremendas que tiene para la horticultura por comprometer el proceso de polinización. Aqui en Asturias, la produccion de manzana es uno de los pocos recursos economicos con cierta pujanza, que puede venirse al traste por esta mortandaz. Los apicultores dejaran de recolectar miel, y los que la adoramos, nos quedaremos sin el chute matutino, sano y agradable.

Cuenta en articulista que a este ritmo, con tantas especies en vias de extinción, llegaremos a la supervivencia el hombre ( protagonista final de estas extinciones de especies), las palomas, por su altisima tasa de reproducción y resistencia ( paradojicamente simbolo de la paz, aunque maldecida por muchos) y las ratas, que sibilinamente inundan nuestro subsuelo, y estan ahi al lado , mas cerca de lo que pensamos.

Gustavo Adolfo Becquer, tendria problemas  en este inicio del siglo XXI para poder escribir sus versos: Aquellos de " volveran las oscuras golondrinas, en el balcón, sus nidos a colgar."........Porque, aunque sigamos con los balcones nos estamos quedando sin golondrinas.

Todos los dias miro por la ventana, pero el nido de mi vecino, sigue solitario y triste.
Otro año mas sin compañia

No hay comentarios:

Publicar un comentario